Las experiencias sicilianas y la metafísica del Teatro Andrómeda

Quien no haya visitado nunca estos lugares no puede dejar de sorprenderse y agradar cuando desde la carretera provincial que desde Agrigento se dirige hacia el interior se encuentra casi de repente ante un espectáculo único. En medio del valle del río Platani y entre la vegetación salvaje y escarpada se levanta un montón de casas que sobresalen de la colina: es el característico pueblo de Sant’Angelo Muxaro. Desde la plaza principal se pueden realizar excursiones de diversa índole que van desde la espeleología, los paseos por los caminos rurales, las excursiones en todoterreno, la degustación de productos típicos como el queso fresco de ricotta y el pan casero para concluir con la visita a talleres tradicionales como los de tejedores de paja o herreros. Mención aparte merece el sugestivo Teatro de Andrómeda en Santo Stefano di Quisquina, donde los montes Sicani se elevan al encuentro del cielo para captar las estrellas. El Teatro es de piedra puesta sobre piedra, con el techo de pura nada, a lo largo de una pasarela donde hay esculturas y estatuas (preciosa la de Ícaro caído). Ciento ocho cubos dispersos delante del proscenio en forma de círculo -ciento ocho lugares para sentarse- corresponden a las luces de la Galaxia. (LAS EXCURSIONES VARÍAN EN DURACIÓN)