Torre Salsa y Punta Bianca

Agrigento ha demostrado ser un territorio generoso desde el punto de vista del turismo, la cultura y el paisaje.
Y qué maravilla visitar el Oasis WWF Torre Salsa, fue increíble. Es una reserva de 760 hectáreas de naturaleza: acantilados, playas, dunas de arena, pequeños arroyos y muchas especies de animales.
Un lugar no contaminado y protegido en el que admirar un paisaje único.
& nbsp;
No menos importante es la famosa playa de Punta Bianca, un lugar único en su género: es una gran roca calcárea blanca y lisa.
La roca dibuja en el mar una serie de calas bañadas por un mar transparente, azul y verdaderamente irresistible.
Punta Bianca presenta un gran valor arqueológico y naturalista, con la presencia de palmeras enanas, plantas de salvia y lentiscos. Detrás de este hermoso tramo de costa se encuentran varias colinas de naturaleza calcárea habitadas desde la prehistoria, como Monte Grande.
Esta maravilla se hace desear y para alcanzarla es necesario tomar un camino de tierra rodeada de naturaleza.